La Parvovirosis Canina. Enfermedades Comunes en los Perros

Categorias


Categorías

 

La parvovirosis canina es una enfermedad infecciosa provocada por un virus que afecta solo a perros, no es contagiosa para los seres humanos ni para loa gatos ni para otras mascotas. Afecta principalmente a los cachorros de 4 a 12 meses, aunque podrían enfermarse perros de cualquier edad. Existen razas con una mayor predisposición a la Parvovirosis; tales como el Rottweiler, el Doberman y el Springer Spaniel.


La Parvovirosis es una enfermedad viral común y potencialmente grave en los perros. El virus se conoce oficialmente como parvovirus. La enfermedad es causada por este virus que comúnmente se conoce como Parvo.

 

El virus apareció por primera vez clínicamente en 1978, y hubo una epidemia generalizada en perros de todas las edades. Dado que los perros no habían sido expuestos o vacunados (la vacuna no existía en el momento), perros de todas las edades murieron a causa de la infección. El virus se puede "adaptar" a través del tiempo, y otras cepas del virus han aparecido desde entonces. Sin embargo, la vacunación con la correcta administración suele ser altamente efectiva.

 


¿Cuáles son los síntomas del parvovirus?

 

 


Existen tres principales manifestaciones de la infección:


1- Asintomático - No hay signos visibles. Común en perros de más de 1 año de edad y los perros vacunados.

 


2- Intestinal - Este virus causa un daño extremo en el tracto intestinal, provocando el desprendimiento de las células que revisten el tracto. La mayoría de los perros afectados (85%) tienen menos de un año de edad y entre las 6 a 20 semanas de edad. Se sabe que la tasa de mortalidad de la infección es de un 16 a 35% por lo que es muy importante administrar la vacuna de la parvovirosis dentro de las edades de mayor riesgo.

 


3- Cardíaco - Esta forma de la enfermedad es mucho menos común que la forma intestinal debido a la vacunación generalizada. Observamos una inflamación grave y necrosis (muerte celular) del músculo del corazón, lo que causa dificultad para respirar y muerte en los cachorros muy jóvenes (menores de 8 semanas).  Los perros mayores que sobreviven a este tipo de enfermedad forman cicatrices en el músculo del corazón.

 


Los signos intestinales son:

 


•    Letargo.
•    Vómitos.
•    Pérdida de apetito.
•    Diarrea - usualmente con sangre, y muy mal olor (un olor característico, en particular a la infección por parvovirus)
•    Fiebre.

 


El período de incubación puede durar de 3 a 12 días después de contraer el virus, pero usualmente ocurre entre el quinto y séptimo día de exposición.

 


¿Cómo se diagnostica la infección por parvovirus?

 


Mediante un examen físico (predisponentes: la edad, el estado de vacunación, la raza, entre otros), y un Parvo fecal (ELISA) para la prueba. Estos exámenes también pueden incluir análisis de sangre y radiografías. Los perros infectados con Parvo normalmente poseen un número bajo de glóbulos blancos.

 


¿Cómo se trata la infección por parvovirus?

 


No hay tratamiento específico para el parvovirus. El tratamiento es de soporte, que incluye alguna o todas de las siguientes:


•    Electrolitos líquidos - si el caso es leve y el animal no está vomitando


•    Subcutánea (SC) o Intravenosa (IV) para mantener la hidratación por la pérdida de líquido extrema (vómitos y diarrea, que son típicos de la enfermedad).


•    Medicamentos Anti-vómitos/nauseas - para evitar mayores daños a causa del vómito y mantener al paciente lo menos incomodo posible.


•    Antibióticos – Son de gran ayuda pues el virus tiene el potencial para mudar al tracto intestinal, los antibióticos ayudan a proteger contra infecciones secundarias.


•    Transfusión de sangre o de plasma - para reemplazar la pérdida de proteínas, proporcionar anticuerpos.

 


Muchos cachorros infectados con parvovirus deben ser hospitalizados para tratamiento intravenoso y atención especializada. La hospitalización dura alrededor de 4 a 8 días, a veces más tiempo. Es casi imposible realizar un tratamiento sin internar a la mascota, pues al no tolerar nada vía oral, los riesgos de deshidratación e intensificación del virus se vuelven inminentes.

 

Sobrevivir a los tres primeros días suele ser una buena señal para la sobrevivencia a largo plazo.

 


¿Cuánto tiempo dura el parvovirus en el medio ambiente?

 


La familia de los parvovirus son de larga vida en el medio ambiente y puede sobrevivir de 5 a 7 meses en un entorno exterior. Debido a la gran cantidad de partículas de virus depositadas en las heces de perros infectados y la longevidad del virus, la erradicación completa del virus es a menudo imposible.

 


¿Cómo puedo desinfectar un área contaminada por un perro infectado con parvovirus?

 


Hay muchos desinfectantes para parvovirus en el mercado, pero el cloro común suele ser muy eficaz. Para desinfectar ropas, cobijas, ropa de cama u otro se debe diluir una parte de cloro en 30 partes de agua. Esto debería ser evidente, pero para ser más específicos, ¡NO uses cloro para la limpieza del perro en ningún momento!

 

Los desinfectantes comerciales para el Parvovirus tienen la ventaja de estar especialmente diseñados y ser completamente inocuos para la limpieza de nuestro perro. Consulta a tu veterinario o tienda de mascotas preferida para verificar los diferentes desinfectantes disponibles.


Asegúrate de aislar y desechar bien las heces (y el vómito) que hayas recogido.

 


¿Cómo puedo evitar que mi perro se infecte?

 


La vacunación es la clave para prevenir esta enfermedad y proteger a tu perro. Las vacunas en el cachorro deben comenzar a las 6 semanas de edad, y aplicarse nuevamente entre las 9, 12 y 16 semanas de edad. Algunos veterinarios recomiendan inmunizar el cachorro a las 20 semanas, dependiendo de la raza y los riesgos de contraer parvovirus en su área.

 


También, las hembras de cría pueden vacunarse antes de quedar embarazadas para garantizar que las crías se encuentren inmunizadas desde el útero.

 

Conoce el calendario de vacunación adecuado para tu perro 

 


Recuerda siempre consultar a tu veterinario acerca de qué protocolo de vacunación es el mejor para tu mascota y su estilo de vida.